Nuestra metodología se compone por varias fases. Comienza con un proyecto de consultoría TI que analiza la red, la seguridad y los procesos de organización. Con esta información se elabora un informe del estado actual de los sistemas, donde también se incluyen las mejoras necesarias para mejorar el sistema de gestión de la seguridad de la información.

 

Tras esta consultoría inicial, se entrega al cliente un planteamiento global de gestión de los elementos de soporte de las tecnologías de la información, de la seguridad de la información, de continuidad de negocio y de prestación de servicios TI.

La segunda fase del proyecto consiste en la evaluación y elección de las mejores soluciones de seguridad para la empresa, acorde a los resultados del informe inicial y a la situación actual de la organización (nivel de seguridad, exigencias legislativas, recursos, presupuesto, etc.). Los partners tecnológicos con los que colabora Tesalia Redes nos permiten ofrecer las garantías procedentes de las más avanzadas tecnologías que priman la seguridad y la optimización de los recursos.

 

La implementación de dichas soluciones se lleva a cabo con profesionales certificados, así como con una metodología que facilita la gestión de la calidad, control y mantenimiento de las mismas. Todo ello, con el objetivo de conseguir la máxima seguridad para garantizar el buen funcionamiento de los sistemas de la empresa en todo momento.

Por último, la última fase del proceso y como en todo proyecto tecnológico, se ofrece un mantenimiento técnico adecuado a las características de la solución escogida. Para ello, ponemos a disposición de nuestros clientes a técnicos cualificados para la realización de tareas de soporte remoto o dedicado.

 

Nuestras soluciones de CPD, service desk o call center afrontan distintos niveles de incidencias mediante una gestión de las mismas documentada y ágil, que permite solucionar cualquier problema técnico con eficiencia.

 

Las claves para ello son:

  • Trabajar codo con codo con nuestros clientes
  • Analizar exhaustivamente la situación actual
  • Documentar el proyecto
  • Ofrecer soluciones a medida
  • Garantizar la calidad del proyecto